jueves, 2 de febrero de 2012

ENTREVISTA EN EL DIARIO LA VERDAD A: MARTÍN ROBLES EL "NIÑO DE CARAVACA"

Hoy  recuperamos una entrevista realizada en el Diario La Verdad en el año 1962 al  "cantaor" caravaqueño Martín Robles "Niño de Caravaca". La entrevista procedente del Archivo Municipal de Caravaca, ha sido cedida gentilmente por su archivero Don Francisco Fernándezjunto con algunas reseñas de prensa del autor, las cuales completamos, para una breve biografía sobre este artista que publicaremos más adelante.







   Treinta años justos hacia que faltaba de su pueblo natal el célebre “cantaor” Martín Robles Martínez, “Niño de Caravaca”. Al pisar su tierra, tras la dilatada ausencia, sintio una emoción que casi le hizo llorar. Todo lo encontraba cambiado, de antiguos campos de labor habían surgido nuevas calles, rectas avenidas, edificaciones casi exóticas, pero al adentrarse en la población, al cruzar el arco de la plaza Mayor comprendió que el casco ancestral permanecía intacto y que, sobre todo, se mantenía desafiante y ligeramente remozado el Castillo que tantas veces él, desde México, había soñado.
   El “Niño”- un “as” de la mejor baraja flamenca de artistas- ha abrazado a su madre, ella esperaba pacientemente a su hijo. A sus setenta y seis años sólo tenía un anhelo en su vida: ver aunque sea por última vez al pedazo de sus entrañas, hoy convertido en personaje famoso y adinerado de la ciudad “chamaca” de Monterrey y ayer- un ayer que abarca cuarenta años- figura imprescindible en todos los “tablaos” de España y de America.

    Actuara el miércoles a beneficio de la Vera Cruz.

Y en el “Café Dulcinea” el periodista ha tomado una copa de coñac junto a este hombre amable y tremendamente satisfecho de encontrarse en su solar caravaqueño.
   Don Martín cantara el próximo día diez a beneficio de la Santísima y Vera Cruz.
-Cuando vivía en España jamás deje de cumplir esto a modo de promesa. Estoy retirado y aún así actuare., ¿verdad que sí, empresario? , el empresario está entusiasmado con el proyecto, para el que cede el local y todo cuanto hay que ceder.
-¿Qué cantará, “Niño”?
- De todo si me lo aguanta el público.
- Ansía escuchar al ídolo.
-Ya veremos
-Según la gente ¿Cuál es el estilo que le va a  usted mejor?
- La taranta.
-¿Y según usted?
-La taranta, este es el momento más cuajado de mí carrera pese a haberme “jubilado”. Domino todos los estilos. Coincido en las preferencias de la opinión y aún añado otro “cante”: la seguiriya.
- No ha debido entonces “jubilarse” como usted dice.
- Los negocios, mi amigo.
- En Monterrey.

                  HACE UN PROGRAMA DE RADIO MUY ESCUCHADO.

-Exactamente. Hace veinticinco años poseo un restaurante  que es a la vez cafetería y  hotel. Mi gusto sería quedarme en Caravaca hasta las fiestas incomparables de mayo. Es imposible, cruzaré el charco a finales de octubre.
-Anímese, hombre, y retorne a los escenarios. Los aplausos siempre halagan.
- Me conformo con un programa de radio que ha batido todos los “récords” mejicanos. Es semanal y, por cierto, muy curioso.
-Explíquelo.
- Como hay corridas de toros los domingos, los dos críticos de la emisora informan del desarrollo del festejo y, finalmente juzgan a cada espada y dicen, en resumen, que fulano estuvo regular, o mal o superior. Entro yo y les canto a los diestros conforme a la clasificación crítica. Que estuvieron mal, pues me arranco por lo “fasilón”, una milonga o un cuplé…
-Y si es regular…
- Unos fandangos
-¿y cuando bien?
- Para esas ocasiones guardo una seguiriyas o una soleá.
-Nos resta saber el cante elegido en la “feliz” circunstancia en que el torero hay quedado como los ángeles.
-Ahí reservo cantos matrices: martinetes o cañas.
-¿Las ha cantado muchas veces en el programa?
- Sí, la última a un gran artista español: Luis Segura. El año pasado realizó la faena más extraordinaria que se recuerda en Monterrey. A Antonio Ordóñez le he cantado por seguiriyas. El número “uno”, ¿no?.
-Si llega a verlo en Murcia en la feria hace dos años no se arranca usted ni por cuplés.
-Una mala tarde la tiene cualquiera, “los ojos verdes”.
-Cuplé bonito pero sin dificultades técnicas- también le he dedicado a toreros de cuyos nombre no quiero acordarme.

                 85 discos y 19 películas

-“Niño” ¿cuántos disco ha grabado?
- Cálculo que unos ochenta y cinco. Me contrató en exclusiva  durante seis años “La Voz de su Amo” y luego, en America, he grabado bastantes, especialmente en  Colombia, Argentina y Méjico.
-¿Su creación mas conocida?
-Unos fandangos de Almería, no comprendo que, impresionados en España, sea imposible dar aquí con el disquito, mientras que en Hispanoamérica lo tiene usted en todos los establecimientos.
-Nadie es profeta en su tierra.
-Me pasa igual en el cine. He intervenido en diecinueve  películas , tanto de actor como de “cantaor”, una de ellas muy buena se llamaba “La Barrraca” basada en la novela de Blasco Ibáñez. Con María Félix he actuado en otra cinta feliz : “Camelia”.
-¿Volverá a Caravaca?.
-Mi idea es morir a la vera del Castillo.
- N o piense en eso.
- En Méjico tengo mi vida, mi mujer y los hijos, pero Caravaca está por encima de todo. A mi madre quiero llevármela para el año que viene. Tendré así mas cerca de este pueblo entrañable.
-¿Conoce a caravaqueños avecindados por allá?
- En Méjico hay dos: Enrique López Sevilla y Juan Picón, excelentes amigos.
-Hablaran los tres de la patria chica.
-Nuestra nostalgia es inquebrantable.
-Buenos hijos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario