jueves, 22 de marzo de 2012

CICLO DE CONFERENCIAS CULTURALES, FLAMENCAS Y TROVERAS (CRÓNICA DE UNA GRAN NOCHE)




El pasado viernes  16 de marzo comenzó con un éxito arrollador el Ciclo de Conferencias Culturales, Flamencas y Troveras que ha iniciado la Asociación Cultural Mesa Café de La Unión.

Con un lleno absoluto, el  acto se celebró en el céntrico y confortable Bar Zambra de La Unión - ¡qué mejor espacio para comenzar este ciclo que en un lugar cuyo nombre encierra tras de sí toda la pureza y solera de este arte! - como son las míticas y flamencas Zambras gitanas del Sacromonte granadino.

Quiero agradecer en nombre de la directiva de La Mesa-Café unionense y en el mío propio, las facilidades y amabilidad con las que fuimos tratados por los gerentes de dicho local, Miguel Martínez Carmona y su esposa, Augusta Cortés, así como por todo el personal que allí trabaja, consiguiendo crear ese ambiente agradable necesario para encontrar el momento mágico que los flamencos llamamos estar “a gusto”.

El acto comenzaría con la conferencia  titulada “Buceo en la Reserva Marina de Cabo de Palos”, impartida por Ángel Gallego Martínez, quién junto a su mujer, Conchi Baños, regenta desde hace ocho años uno de los centros de buceo referentes en el panorama nacional, siendo a su vez, especialista en una infinidad de modalidades. Ángel uno de los mayores profesionales marinos de la actualidad destaca, sobre todo, como gran conocedor del entorno que rodea nuestra flora y fauna en la citada Reserva Marina de Cabo de Palos.

Por problemas ajenos a la organización ocasionado por las incompatibilidades con las nuevas tecnologías, no pudimos ver el montaje de Power Point y video que el conferenciante llevaba previsto para apoyar de forma visual su exposición, con la que hacernos una idea de las bellezas que encierra le mundo submarino de nuestra entorno.  Tampoco le haría falta, pues Ángel nos adentró en ese maravilloso mundo aportando datos que los presentes ignorábamos,  impartiendo parte de su conocimiento de forma didáctica y amena. En definitiva, su charla gustó sobremanera a los asistentes.

JOAQUÍN BARBERÁ ENTREGA UN RECUERDO AL CONFERENCIANTE ÁNGEL  GALLEGO

La noche continuaría con el toque. Para la ocasión, ideé que, como continuidad a las charlas, hubiera un espacio para las jóvenes promesas que vieran en la Mesa-Café el sitio predilecto para hacer su prematuro debut artístico.

Es por eso que, para esta primera gala, decidimos contar con la guitarra de un joven aficionado de la localidad, quien no defraudó a los allí presentes. Pablo Barrionuevo nos deleitó con un toque por soleá cogida del amplio repertorio que nos dejó el maestro Agustín Castellón “Sabicas”, a quien rememoramos en el centenario de su nacimiento.

Que Pablo tenga afición por el flamenco no es casualidad. En el seno de su familia, nos encontramos a un gran y nutrido grupo de artistas y aficionados como su tío Esteban Bernal (hijo), pintor y escultor de gran relieve en el panorama nacional y que desde hace décadas nos muestra a través de su obra el más sentido arte de nuestra tierra, o su propio abuelo, Esteban Bernal, Alcalde fundador de nuestro querido Festival a principios de los 60.

Tras el largo aplauso del público, amigos y familiares que coreaban su nombre entre alegría y emoción, recibiría un recuerdo por parte de la asociación, que le fue entregado por el concejal de Cultura y director del Festival Internacional del Cante de las Minas, Julio García Cegarra.

EL CONCEJAL DE CULTURA Y DIRECTOR DEL FESTIVAL DEL CANTE DE LAS MINAS HACE ENTREGA DE UN RECUERDO DE SU DEBUT A PABLO BARRIONUEVO

        El acto culminaría con la actuación de mi buen amigo Francisco Severo, acompañado a la guitarra por Juan Martínez “El Mergo”, joven guitarrista unionense formado en la sevillana Fundación Cristina Heeren, bajo las enseñanzas de maestros como Miguel Ángel Cortes, Eduardo Rebollar y Niño de Pura, entre otros. “El Mergo”,  forma parte, desde el año pasado, del Festival Minero como guitarrista oficial y profesor de la escuela de Flamenco de la Fundación Cante de las Minas.

 La figura de Paco Severo no corresponde a la de un cantaor de flamenco de los que corren hoy en día, a pesar de poseer primeros premios en concursos de Fandangos y de Saetas, entre otras distinciones. De hecho, no suele prodigarse mucho por los escenarios.

Paco es, sobre todo, un excelente aficionado, que además canta, porque lo siente y porque se siente flamenco. Sin otras pretensiones que no sean las que le dictan su conciencia, cantado con el corazón.  Con un amplio repertorio y conocimiento. No obstante, tiene el honor de formar parte durante años del jurado del Festival Internacional del Cante de las Minas y, puedo asegurar sin temor a equivocarme, que muy pocos en nuestra Región tienen su sensatez a la hora de enjuiciar este arte desde el punto de vista del buen aficionado.

Serio, estudioso, comprometido y coherente con el mismo y con quienes allí nos encontramos, la suya fue una actuación en la que nos mostró todas esas facetas, dando en todo momento lo mejor de sí mismo.

Comenzó su actuación dedicando una serie de reconocimientos y emotivas palabras a algunos de sus maestros y compañeros que había en la sala para, posteriormente, templarse cantando por malagueñas y rematando con el jabegote y el fandango granadino de Frasquito Yerbaguena. Tras unas emotivas palabras hacía el cantaor Alfonso Paredes “Niño Alfonso”, presente en el acto, y hacía algunos de los maestros que, por desgracia, ya no están entre nosotros, continuó cantando los cantes de la tierra reivindicando la importancia de éstos para nuestra historia y para el prestigio de nuestro querido Festival.

¡Qué mas da si uno es o no profesional cuando se canta con conocimiento y con el corazón, sus cantes: minera y cartagenera! Continuó con fandangos de Huelva para el que se requirió la presencia del joven guitarrista Pablo Barrrionuevo, quien hizo junto a su maestro, Juan Martínez, labores de acompañamiento al cante, en el que también sería su debut como guitarrista de acompañamiento.

Si a alguno le había quedado alguna duda sobre la afición de Paco Severo, creo que quedaron completamente disipadas cuando hizo un largo recorrido a los cantes de Huelva, con diferentes músicas y tonalidades, tanto personales como territoriales, un montón de fandangos que recibirían los olés y aplausos del público.

Terminaría su actuación cantando por soleá, Lebrija con los cantes del Chozas, el sabor trianero de Pinea etc…

        En fin, una noche mágica donde pudimos disfrutar de una excelente conferencia, aderezada con la esencia patrimonial de nuestra tierra: el Arte Flamenco.
MARÍA HERMOGENES CONCEJAL DEL AYTO DE LA UNIÓN Y MADRINA DE LA MESA-CAFÉ ENTREGANDO LOS DIPLOMAS DE LA ACTUACIÓN AL CANTAOR Y GUITARRISTA

        Quisiera agradecer a todos los que intervinieron en el acto su presencia en el mismo de forma altruista, así como la presencia de una gran parte de las autoridades locales, componentes de la Peñas Flamencas de Sucina y La Unión, amigos de La Mesa-Café y vecinos y aficionados que hicieron posible una gran noche y una nueva ilusión para actos futuros.

La asociación cultural quiere agradecer la consideración de los que no pudieron disfrutar de este acto por no disponer de más espacio en el local, pues a pesar de reunir a más de cien personas serían bastantes más los que quedaron en la puerta.
Recordamos a nuestros amigos y seguidores que Mesa Café organiza sus actos con entrada libre hasta completar aforo.
Texto: Paco Paredes.



PANORÁMICA DEL PÚBLICO ASISTENTE
Galería Fotográfica: Antonio Meroño Jayam. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario